Melbourne

Melbourne skyline

Melbourne es una de las ciudades más animadas de Australia, y está repleta de comida extraordinaria, de comunidades multiculturales, de parques, de jardines y de diversa arquitectura histórica y moderna. Es calificada sistemáticamente como una de las ciudades más habitables del mundo, encabezando la lista del Economist en 2011 y 2012.

Es muy accesible, con la cuadrícula del distrito financiero (Central Business District, CBD) cubierta por una red de tranvías que hace más fácil explorar la ciudad.

El río Yarra discurre por el distrito financiero (CBD), y la ciudad está situada alrededor de la bahía de Port Philip.

Su población de más de 4 millones de personas vive, en su mayoría, en los barrios periféricos del distrito financiero (CBD), pero este es el centro de las artes, de la cultura, de las compras y del comercio.

Historia

Melbourne fue declarada ciudad en 1847, y su rápido crecimiento en las posteriores décadas fue impulsado por la fiebre del oro, que financió muchos edificios victorianos de gran tamaño, entre los que se incluyen la Casa del Parlamento (Parliament House), la Biblioteca Estatal (State Library), la Casa de Gobierno (Government House), el Melbourne Town Hall y el Palacio Real de Exposiciones (Royal Exhibition Building).

Melbourne fue la sede del primer gobierno federal de Australia en 1901, hasta que Camberra asumió ese papel en 1927.

Características

Los melburnianos se enorgullecen de tener la mejor comida, vino y café de Australia, con restaurantes especialistas y vinotecas en toda la ciudad. A los visitantes les encanta explorar los callejones históricos, el hogar secreto de los pequeños cafés, tiendas, bares y arte. El distrito del arte y la cultura está ubicado en el centro, frente a vastos jardines botánicos, e incluye gallerías de arte, una sala de conciertos de clase mundial, teatros y restaurantes.

Melbourne está loca por el deporte. Además de acoger eventos internacionales, como el Abierto de Australia de tenis y el Gran Premio de Fórmula 1, los residentes son apasionados espectadores del cricket y el fútbol, especialmente de las rápidas normas locales de fútbol conocidas como “Australian Rules” (‘Aussie Rules’).

Son bastante comunes multitudes de 100.000 personas.

Desplazarse

Las calles en forma de cuadrícula de Melbourne y el distrito financiero (CBD) compacto hacen de ella una ciudad ideal para pasear, con la opción de tomar el tranvía para distancias más largas o para quienes estén cansados. En su gran mayoría, los tranvías se desplazan en previsibles líneas rectas, haciendo más fácil su uso para los visitantes.

Los delegados de la Asamblea no necesitarán alquilar coches - todas las sedes e instalaciones estarán a una corta distancia a pie o serán accesibles en tranvía. Los autobuses exprés y los taxis les proporcionaran un rápido desplazamiento desde el aeropuerto. Además, en Australia, los coches conducen por el lado izquierdo de la calzada, como en Inglaterra, y se aplican reglas especiales de viraje cuando los coches y los tranvías comparten algunas calles.